Anuncios
Blog YSTP Experimentos YSTP

Explosión de burbujas | Experimento

En la clase de hoy te proponemos el siguiente experimento: explosión de burbujas.

¡Compartir es vivir!

 Si este tutorial te ha ayudado, no lo olvides,

 SUSCRÍBETE al canal 

¿Qué es lo que estamos observando?

Burbujas y más burbujas. Acabamos de ver cómo el experimento que hemos realizado generaba una cantidad ingente de burbujas. Y nos preguntamos ¿por qué?

Sobre todo, nos debe de llamar la atención el hecho de que si realizamos el experimento con otro tipo de bebidas gaseosas el efecto no es el mismo (si tienes tiempo ¡prueba!, todo sea por la ciencia).

Lo que ocurre es que la Coca-Cola contiene una cantidad mayor de ácido carbónico (para los químicos H2CO3) que otros refrescos. Este ácido es inestable y tiende a disociarse formando dióxido de carbono (CO2, es lo que observamos como las burbujitas) y agua (H2O). Cuando la botella de refresco esta sin abrir el ácido se encuentra a una presión concreta y en estas condiciones esta en equilibrio con el dióxido de carbono y el agua (de ahí que sean muy pocas las burbujas que veamos). Una vez abrimos la botella la presión disminuye y vemos como el equilibrio se desplaza hacia la formación del gas (el dióxido de carbono).

explosión de burbujas

Figura: burbujas en una bebida gasificada. Reacción de descomposición del ácido carbónico.

¿Qué ocurre con los Mentos? Pues resulta que si los pudiésemos mirar con un microscopio veríamos que la superficie de estos es muy rugosa, tienen agujeros y cráteres. Esta rugosidad favorece la generación de las burbujas de dióxido de carbono. Con lo cual tenemos la explicación de porqué al añadirlos a la botella de Coca-Cola esta explota como si fuese un geiser.

Un poco de historia…

La historia del primer refresco gaseoso se remonta a 1741 cuando William Browning decidió que era una buena idea incorporar ácido carbónico en un envase que contenía agua mineral. Este atrevido inglés se decidió a probar su curioso invento y, habiendo quedado conforme con el sabor de su nueva bebida, decidió que debía comercializarlo. Había surgido entonces lo que conocemos como gaseosa.

No obstante, como todos los comienzos nada es sencillo. Por más que trataba William de hacer ver a la gente que su bebida era segura, nadie se atrevía a probar aquel brebaje burbujeante. Durante mucho tiempo su uso se limitó a una aplicación médica. Philip Syng Physic, médico norteamericano, en 1807 fue el primero en recetar esta bebida gaseosa para un paciente con problemas de estómago.

Y es que pasaron 91 años hasta que la bebida que William había inventado se comercializó con un notable éxito. Esto se lo debemos a John Mathew, el cual el 1832 desarrolló un sistema con el cual abaratar los costes de la gasificación del agua. Tras ello, la incorporación de sabores a la misma vino de la mano, llegando a tener lo que hoy conocemos como refrescos.

Te puede interesar…

Fabricación de Jabones Caseros 

Qué necesitamos para realizar el experimento.

Material:

  • 1 botella de Coca-Cola. (Mejor si es Light o Zero)
  • Un paquete de Mentos.

Procedimiento:

  1. Abre la botella.
  2. Abre el paquete de Mentos y tenlos preparados en la mano.
  3. Añade rápidamente los Mentos en la botella de Coca-cola.

Resultado:

Al añadir los Mentos veremos como un chorro de espuma sale disparado de la botella de Coca-Cola.

Artículo realizado por Constanza Ruiz @ConsRD


Bibliografía:

Celdrán, Pancracio (1995). Historia de las Cosas. Ediciones del Prado: Madrid.

Anuncios

0 comments on “Explosión de burbujas | Experimento

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: